Iluminación, ¿el arma secreta para el éxito de tu restaurante?

2017/10/05

Tal vez hace poco decidiste tomar la ruta del emprendimiento y abrir tu propio café o restaurante, pero ¿tienes idea de cómo la iluminación puede ayudarte a ofrecer una verdadera experiencia gastronómica a tus comensales cada vez que te visitan?

El día de hoy platicamos con el arquitecto Adán Arce y exploramos sus secretos para convertir la visita de tus clientes en toda una vivencia.

 

La importancia de la luz en un espacio

La luz y el color son los elementos principales que construyen un espacio, la luz es tan importante en la vida del ser humano que influye en su ánimo y en su percepción del tiempo. A los ojos de un arquitecto o diseñador de interiores, la luz es utilizada como un matizador que realza u oculta ciertas cualidades del espacio y ayuda a expresar la personalidad del mismo.

Cuando hablamos de diseño interior, nos referimos al conjunto de elementos que se planean desde un inicio, donde es primordial saber qué sensaciones se quieren provocar en los asistentes de un restaurante o café. Justo en esto, la luz juega un rol protagónico.

Actualmente las personas que se dedican a la gastronomía están creando experiencias inolvidables al visitar sus restaurantes y el diseño lumínico es fundamental para las mismas.

 

“La iluminación tiene la cualidad de crear comensales felices que no dudarán en recomendar (y por supuesto instagramear) el lugar que están visitando, factor esencial en esta era digital.”

 

Sácale provecho a la iluminación con estas 3 preguntas

 

Café-bar

 

1. ¿Qué quiero hacer y para quién?

Esta respuesta se relaciona directamente con el público de tu restaurante y la personalidad que le quieres dar. Define claramente quién quieres que asista y qué sensación quieres transmitir: un lugar serio, divertido, ostentoso, etc., así sabrás cuáles aspectos acentuar y cuáles no, y crear, más que un diseño, todo un concepto de iluminación.

Por ejemplo, si tienes un restaurante que sirve principalmente desayunos, es posible que a tus clientes les interese comer a la luz del día o con vista a una ventana, a diferencia de un café al que acuden principalmente parejas, en el que puedes utilizar una luz puntual sobre las mesas para hacer olvidar a tus clientes que tienen más personas alrededor.

Otro ejemplo más arriesgado, pueden ser los restaurantes con mesas comunales que buscan fomentar la convivencia y la conversación, rompiendo la dinámica de grupos independientes de comensales. Este tipo de restaurantes pueden utilizar una iluminación general y difusa, incluso, valerse también de la luz natural, disminuyendo así el sentido de privacidad entre sus asistentes.

 

2. ¿Cuál es la orientación de mi espacio y cuáles son las entradas naturales de luz?

Es importante que conozcas los elementos con los que ya cuentas. Tal vez tu negocio ya cuente con una iluminación natural muy acogedora, la cual puedes aprovechar sin que compita con otros elementos del diseño.

Hay dos fuentes principales de iluminación: la luz natural y la luz artificial, ambas deben integrarse adecuadamente y coexistir. Determina en qué momentos se pueden equilibrar y en qué situaciones podría sobresalir o salir sobrando alguna de ellas.

También puedes aprovechar las distintas variedades de iluminación que existen para lograr una verdadera integración de luces y que sean percibidas con equilibrio, para esto necesitas saber en qué momentos dar prioridad a la luz artificial y en cuáles a la natural.

 

Iluminación mesa

 

3. ¿Cómo piensas segmentar y distribuir todas las zonas en tu negocio?

La mayoría de los restaurantes o cafés, tienen un esquema lineal de distribución en sus áreas abiertas a los clientes, comenzando por un área de recepción, le sigue un área de comensales, que a su vez se divide en dos: familiar y privada; y por por último, la barra, que es el límite del recorrido de los comensales. Al mismo tiempo, cuentan también con área de sanitarios, pasillos y circulaciones, y cocina.

Plano de luces

 

 

Utiliza la luz artificial, ya sea de manera indirecta o puntual, para segmentar de forma adecuada las zonas de tu negocio.

A continuación te compartimos algunos puntos que puedes tomar en cuenta para cada una de estas zonas.

  • Pasillos y circulaciones

Es el área donde suele haber más iluminación para poder guiar a tus clientes hacia su mesa y vean, de una forma más clara, dónde pueden sentarse, dónde está la barra, en caso de que quieran ordenar algo, o para mostrar las salidas de emergencia del lugar.

  • Comensales

Para esta zona suele utilizarse principalmente una iluminación con tonos cálidos, pero hay que cuidar que la luz no sea tan cálida, a tal grado que pueda distorsionar el color de la comida, y también que no dé directamente al rostro de las personas para evitar cualquier sombra que impida que no alcancen ni a leer bien el menú.

Pst, acá te compartimos un tip: puedes utilizar pantallas en las lámparas para crear una luz difusa, o también, puedes usar luminarias puntuales que dirijan hacia los muros, para que reboten la luz de una forma más suave.

En algunos restaurantes, es común encontrar el área de comensales dividida por dos zonas: una más familiar y una más privada. La zona familiar suele estar en la parte exterior, como una terraza, donde el contacto con la luz natural es clave. Por otra parte, la zona más privada, está pensada para aquellos clientes que buscan un espacio más íntimo, por eso la importancia de aplicar una iluminación más puntual y controlada que los haga sentir que sólo ellos existen en ese lugar.

Si decides instalar lámparas colgantes sobre las mesas, recuerda que la altura recomendada entre la mesa y la lámpara es de 70 cm, de esta forma evitarás cualquier tipo de accidente.

Lámpara sobre mesa

 

  • Barra

La barra cumple una función muy importante dentro de un negocio. Por un lado, se utiliza como remate visual al ser el tope del área abierta para clientes y cuenta con dos áreas de trabajo: la preparación de las bebidas y la caja, las cuales necesitan iluminación directa y puntual.

Hay dos tendencias principales para focalizar la barra, una es utilizando lámparas colgantes sobre ella y la otra es iluminar directamente la barra por medio de superficies retroiluminadas.

Acá otro tip: si tienes botellas de licor en la barra, puedes iluminarlas para darle al espacio un efecto de amplitud, a través de la refracción de los cristales. Pero ojo, si lo que buscas es iluminar una cava de vino, la iluminación es diferente, pues en este caso, se trata de observar las características del vino y no dañarlo por la cantidad de luz.

 

  • Cocina

A diferencia de las áreas a las que tienen acceso los clientes, la cocina es un área de trabajo que necesita una luz blanca que no deforme el color y la textura de la comida, que permita ver el estado general de los alimentos, su consistencia, su punto de cocción, desarrollar la presentación adecuada de los platillos y tener la visibilidad adecuada para encontrar las cosas fácilmente.

Todo esto nos lleva a entender de una mejor forma que cada actividad que realizan, tanto los usuarios como los empleados, requiere de una iluminación especializada y diseñada para ellos.

El éxito de un restaurante, radica en el confort del cliente y en que la comida venga acompañada de una experiencia memorable. Por lo tanto, podemos decir que la iluminar es fundamental para realizar las actividades de ciertas áreas, como para mostrar la personalidad del lugar, mediantes luces dirigidas, plafones, spots, empotrados, etc.

Acá puedes encontrar algunos productos que podrían ayudarte a lograrlo → http://tecnolite.lat/productos

 

Ponte ecológico

Actualmente se está desarrollando un cambio de conciencia a largo plazo, donde los nuevos emprendedores buscan invertir en una iluminación más inteligente y ecológica, que les evite estar cambiando focos y lámparas cada tres meses y donde el ahorro energético se refleje considerablemente.
Escoger una lámpara

 

BIO:

Adán Arce:

Arquitecto especializado en el diseño de espacios corporativos. Entusiasta del color, fanático de la fotografía de arquitectura, amante de la belleza y de los momentos que pasan desapercibidos en la vida diaria de una ciudad.

 

Foto Daniel Navarro

Fotografía de Daniel Navarro